Demostrado que el tabaco es un agravante de la Artritis Reumatoide

El tabaco puede agravar y agrava la evolución en los pacientes diagnosticados de artritis reumatoide.

El neumólogo Luis Borderías abordó este tema el pasado miércoles en una charla organizada por la asociación Artritis Reumatoide Oscense. Esta enfermedad provoca la inflamación de las articulaciones, y si a esto le sumamos el incremento de la inflamación que provoca el tabaco, el resultado es el empeoramiento de los síntomas.

Los pacientes que fuman y tienen (AR) artritis reumatoide tienen más carga de inflamación, por lo que han de utilizar más fármacos, que tienen efectos secundarios.

Está demostrado que a veces la artritis puede afectar al pulmón, y esto genera problemas, porque el propio tabaco ya tiene efectos nocivos sobre este órgano.

Los efectos del tabaco sobre las inflamaciones están demostrados, por lo que consideró muy importante que las personas que sufren la artritis reumatoide abandonen el tabaco.

Realmente es un factor agravante y que incluso disminuye los años de vida.

En cuanto al endurecimiento de la ley del tabaco, opinó como profesional de la medicina y como ciudadano de a pie que en España había una ley un poco corta.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion