El tratar a tiempo la artritis reumatoide hace que sus consecuencias sean mínimas

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune crónica que afecta en España a más de 200.000 personas (entre un 0,5% y un 1% de la población), que son mujeres en el 70% de los casos. Y aunque está demostrado un origen genético, su aparición puede verse influenciada por factores externos, principalmente el tabaquismo, entre otros.
Así lo indicó ayer el doctor José María Álvaro-Gracia, del servicio de reumatología del Hospital Universitario de La Princesa (Madrid), durante la presentación en una rueda de prensa de una nueva terapia biológica contra esta enfermedad.
Esta patología se caracteriza por la inflamación crónica de las articulaciones, y suele ir acompañada de rigidez, dolor, hinchazón y pérdida de movilidad articular, que puede producir y produce incapacidad funcional y laboral.
Pero si se diagnostica y se trata a tiempo, las probabilidades de sufrir consecuencias a largo plazo son mínimas o nulas y el paciente puede llevar una vida prácticamente normal.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion