Los pacientes con artritis reumatoide pueden tener la clave para frenar el Alzheimer

Un grupo de Investigadores de la Universidad de Florida del Sur (USA), han descubierto una proteína que produce el sistema inmune de los pacientes con artritis reumatoide puede llegar a proteger al cerebro frente a la formación de Placas Amiloides que son las que provocan la enfermedad de Alzheimer.

Los estudios previos han constatado que los afectados por esta patología reumática tienen menos riesgo de desarrollar la enfermedad del Alzheimer, si bien se había pensado que esta protección se obtenía gracias a los anti inflamatorios no esteroideos (AINES) que normalmente consumen para proteger todas sus articulaciones.

Sin embargo, este estudio que publica en su último número la revista Journal of Alzheimer’s Disease apunta a que el culpable de esta menor prevalencia, la tiene la proteína GM-CSF, una de las muchas proteínas que producen los pacientes con artritis reumatoide cuando su sistema inmune se llega a volver hiperactivo.

En esta investigación se ha modificado genéticamente un grupo de ratones para que sufriesen problemas de memoria similares a los que el Alzheimer provoca en humanos. Posteriormente, han sido divididos en dos grupos de los cuales a uno le suministró esta proteína en estudio mientras que el otro recibió un simple placebo.

Posteriormente, se observó que los ratones que recibieron esta proteína han mostrado unos mejores resultados en pruebas de memoria y aprendizaje.

Y han tenido un rendimiento similar a los ratones de la misma edad que estaban totalmente sanossanos.

Por contra, los ratones que han recibido un placebo presentaron peores resultados en sus pruebas.

Según explica el doctor Huntington Potter en su estudio, se cree que esta proteína atraer a un grupo de células, llamadas microglías, que se localizan en el abastecimiento periférico de sangre que rodea al cerebro, son capaces de atacar y retirar las características placas (Amiloides) que se forman en los pacientes de Alzheimer.

Las celulas microglías son los recogedores de basura naturales en el organismo y se encargan de ir a las zonas dañadas o inflamadas para deshacerse de las sustancias tóxicas según detalla el estudio.

Además, los resultados de la investigación han evidenciado que los cerebros de los roedores tratados con la proteina GM-CSF han mostrado una reducción de más de un 50% en el beta amiloide, el compuesto que se sabe forma las placas del Alzheimer.

Los científicos también han observado un aparente aumento en las conexiones neuronales de los ratones en el estudio, argumentan que podría ser la razón por la que se consiguió revertir la pérdida de memoria.

AHORA SE UTILIZA CONTRA EL CÁNCER

La Agencia Americana del Medicamento (FDA) ha aprobado una versión sintética de esta proteína, que comercializa Bayer denominada Leukine, para tratar a los pacientes con cáncer que necesitan generar más cantidad de células inmunes.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion