Personas con artritis reumatoidea y psoriasis recibirán charla gratuita

La conferencia pretende insistir y reforzar el control médico que éstas personas necesitan, estimularlos para que cumplan el tratamiento y así evitar el desarrollo de la enfermedad y, por supuesto mejorar las condiciones psicológicas que lo puedan ayudar a asumir una actitud más optimista

Debido a que las personas que padecen artritis reumatoidea y psoriasis su estrés obedece casi con exclusividad al efecto cosmético de la patología y al estigma social que genera, un grupo de conferencistas psicológicos salieron de gira por algunos estados del país para ayudar a estos pacientes y visitarán Puerto Ordaz este fin de semana.

En estas charlas se pretende insistir y reforzar el control médico que estas personas necesitan y estimularlos para que cumplan el tratamiento y así evitar el desarrollo de la enfermedad y, por supuesto, mejorar las condiciones psicológicas que lo puedan ayudar a asumir una actitud más optimista.

Los organizadores expresan que gracias a nuevos y efectivos tratamientos y orientación psicológica muchos pacientes han reconocido que su vida efectivamente ha cambiado en forma positiva y no se han visto impedidos de ser felices y llevar una vida lo más normal posible.

Agregaron que la conferencia cuenta con un equipo conformado por un dermatólogo que le hablará si su caso es de psoriasis, un reumatólogo que abordará lo relacionado con artritis reumatoidea y un psiquiatra que hablará acerca de calidad de vida y aspectos psicosociales.

Los mismos suministrarán información básica, sencilla y concreta de qué es la enfermedad, cómo se manifiesta, qué tratamientos existen y cuáles son los beneficios y riesgos que implican, posteriormente darán un espacio para una sesión de preguntas, respuestas y expresar su testimonio si así lo desea.

Las conferencias se iniciaron el sábado 15 de mayo en la ciudad de Caracas, Barquisimeto, Maracay, Valencia, Puerto la Cruz. En esta oportunidad se efectuará en Puerto Ordaz para luego seguir su recorrido por Punto Fijo, Maturín y Puerto La Cruz.

Sea positivo

Expertos recomendaron que para iniciar la transformación de su vida debe afirmar lo siguiente:“Sí, estoy enfermo, tengo psoriasis”. “Yo sufro de artritis reumatoidea”. Y agregaron “Si su vestimenta se limita al cuello de tortuga, despierte un día para no usarlo más, si no puede abrir la tapa de un frasco, no se reprima a esa falla, usted puede hacer otras cosas, escribir en un teclado, tocar piano, acepte que estas enfermedades no tienen cura, pero sí se controlan en gran porcentaje”.

Cerraron diciendo: “Afortunadamente los seres humanos tenemos la capacidad de superar los problemas y de estar en condiciones de vivir plenamente”.

Cabe destacar que la psoriasis es una enfermedad crónica de la piel, que produce lesiones escamosas, engrosadas e inflamadas, con predominio sobre codos, rodillas, tronco, manos, uñas y cuero cabelludo. Esta enfermedad no es contagiosa. Es difícil de prever en cuanto a la duración, gravedad y curso de cada uno de los brotes.

Estas conferencias tienen el objetivo fundamental de incrementar la información a pacientes con artritis reumatoidea y psoriasis, y la de sus familiares de manera que estén en capacidad de manejar los distintos aspectos de esta enfermedad.

Este proyecto es coordinado por la institución Humana Docencia la cual está dirigida por el psiquiatra Manuel Ortega, y la programación del taller en Puerto Ordaz cita a todos los pacientes de Ciudad Guayana para este sábado 31 de julio, de 8:30 de la mañana a 12:30 del mediodía, en las instalaciones del Minicine edificio Edelca, en Alta Vista.

Tome control de la situación

No deje que la enfermedad le controle, controle usted a la enfermedad y evite que ésta se agrave por el consumo de ciertos medicamentos, infecciones bacterianas o víricas, consumo excesivo de alcohol, obesidad, falta o exceso de luz solar, stress, climas fríos, rozamiento, rascado o fricción frecuentes de la piel.

Varios estudios comprobaron una asociación entre el estrés y la psoriasis. Una investigación en 132 enfermos indicó que el 39% refería un evento estresante el mes previo al primer episodio de psoriasis. Una investigación en 245 niños con psoriasis reveló que el estrés era un factor desencadenante en el 90% de los casos.

Sin embargo, no se registró correlación entre la gravedad del estrés y el tiempo hasta la aparición o exacerbación de la psoriasis. Por su parte, la afección cutánea genera un efecto sumamente desfavorable en la calidad de vida de los pacientes, fenómeno que a su vez es causa de morbilidad psicológica importante.

Sin embargo, los enfermos con mucho estrés asociado con la psoriasis por lo general tienen lesiones que desfiguran más con predominio de áreas “emocionalmente especiales” como rostro, manos y región genital. Los pacientes con mayor estrés suelen mostrar dependencia interpersonal superior y más dificultad en expresar el enojo.

La patología psiquiátrica asociada a psoriasis puede ser primaria o secundaria al efecto de la enfermedad sobre la calidad de vida. Las consecuencias económicas también son mayores en sujetos con enfermedad más grave, de modo que se incrementa aún más la morbilidad psicosocial.

El estrés asociado con psoriasis se ha relacionado con morbilidad psiquiátrica más importante. Las características psicológicas más frecuentemente encontradas incluyen depresión, ansiedad, rasgos obsesivos y dificultades para la expresión verbal de las emociones, especialmente la ira.

Detecte su enfermedad

El primer brote puede aparecer en cualquier edad, -afectando a los dos sexos en la misma proporción- si bien es más frecuente entre niños mayores y adultos jóvenes. La lesión más típica es una placa bien delimitada de color rosado, cubierta de gruesas escamas adherentes de color típicamente plateado.

La psoriasis es de causa desconocida, aunque parece ser una enfermedad hereditaria y estar relacionada con la respuesta inmune y la inflamación. Las células nuevas de la piel normal tardan aproximadamente un mes en emigrar desde las capas más profundas de la piel hasta la superficie; en la psoriasis, este proceso sólo lleva unos días, de forma que hay un recambio constante de células, las células muertas no pueden descamarse lentamente y persisten formando grandes escamas.

Esta descamación, entonces se desencadena por la gran producción de células cutáneas, que sobrepasa los niveles normales. Puede ser muy severa en pacientes inmunodeprimidos o portadores de enfermedades autoinmunes (como la artritis reumatoide).

Tome el control de su enfermedad:


  1. Afirme “Sí, estoy enfermo, tengo psoriasis”. “Yo sufro de artritis reumatoidea”.

  2. Busque información, asista a la charla.

  3. Controle usted a la enfermedad.

  4. Olvídese para siempre de la ropa cuello tortuga.

  5. Póngase un reto, aprenda a tocar piano.

  6. Sea feliz y lleve una vida lo más normal posible.

    Via http://nuevaprensa.com.ve/content/view/47299/21/