Sintomas y tratamiento de la artritis reumatoide

 

Minolta DSC

La Artritis Reumatoide se trata de una enfermedad crónica que afecta las articulaciones principalmente en mujeres.

Es una enfermedad crónica que persiste durante mucho tiempo y sistémica porque afecta a otras partes del cuerpo, tejidos y órganos diversos.

Además es de carácter inflamatorio y a día de hoy sigue siendo de causa desconocida.

Con frecuencia suele afectar a las manos, rodillas y muñecas, aunque por desgracia cualquier articulación puede verse afectada.

En la acualidad no se conoce con exactitud cómo se produce la enfermedad ni cual es el desencadenante, si que se sabe que el inicio se debe al ataque de nuestro propio sistema inmunitario sobre la membrana sinovial de la articulación afectada.

¿QUE ES LA MEMBRANA SINOVIAL?

La membrana sinovial es una capa fina de tejido, que cubre la parte interior de la cápsula articular.

membrana sinovial artritis reumatoide

Se trata de un tejido de colágeno que rodea a todas las articulaciones del cuerpo humano y que tiene como función producir un líquido acuoso denominado líquido sinovial, este liquido es el que permite los desplazamientos de los extremos óseos mediante su lubricación. En caso de que este líquido se produzca en exceso la articulación se hincha o inflama.

¿A QUIÉN AFECTA?

La Artrítis Reumatoide puede afectar a cualquier a persona de cualquier edad, recien nacidos o ancianos. Sin embargo, hay dos tipologías frecuentes: la primera puede afectar a personas entre los 20 años y los 50 años. Y el otro grupo son las mujeres en edad de menopausia, frecuentemente por falta de hormonas femeninas este hecho desencadena la Artritis Reumatoide.

LOS SÍNTOMAS

El inicio de la enfermedad es variable, no hay unas pautas fijas, con frecuencia la enfermedad comienza con ciertos síntomas no específicos, como ser cansancio, inapetencia, debilidad y agotamiento generalizados y dolores óseos y musculares, que pueden persistir durante semanas o meses.

Este dolor con frecuencia se acompaña de brotes agudos de inflamación, hinchazón, hipersensibilidad, calor y un leve enrojecimiento de las articulaciones afectadas.

Estos síntomas de la Artritis Reumatoide pueden limitar el movimiento de las articulaciones afectadas. La Artritis Reumatoide puede afectar a hombres y mujeres, es una enfermedad con mayor incidencia en las mujeres.

LOS TRATAMIENTOS

Los estudios señalan que la enfermedad es mucho más agresiva durante los dos primeros años, en especial dañando los huesos, este daño es muy visible en una simple radiografía. Una vez que la enfermedad aparece, su transcurso es más influenciable por el tratamiento y responde mejor a las terápias, en esas fases iniciales. Es el momento idóneo para intentar mitigar o frenar el avance de la enfermedad.

Las herramientas para combatir la Artritis Reumatoide van desde los simples analgésicos, antiinflamatorios, corticoides e incluso  terapia biológica.

Actualmente y como complemento se utilizan otras medidas como la inyección de fármacos en el interior de la articulación, fisioterapia y rehabilitación.

Y como ultimo recurso el uso de la cirugía y la aplicación de prótesis para casos muy avanzados de Artritis Reumatoide.