Exito de un nuevo medicamento biológico contra la artritis reumatoidea

Una molécula permite aligerar la enfermedad y reducir la lesión articular, la utilización de una molécula de origen 100% biológico en el tratamiento de la artritis reumatoidea permite reducir la actividad de la enfermedad y el daño en las articulaciones.

Y de igual forma mejorar la calidad de vida relacionada con esta dolencia.

Tras 10 años de utilización de este tipo de medicación a nivel internacional, los médicos han destacado que permitieron también inhibir la progresión radiográfica de las lesiones y conseguir una ‘remisión temprana’ de la artritis reumatoidea.

LA MOLECULA IMPLICADA

Se trata de una molécula llamada etanercept, esta se une a una sustancia llamada Factor de Necrosis Tumoral (Tumor Necrosis Factor/TNF), que interviene en el desarrollo y mantenimiento de la inflamación.

Al unirse a esta sustancia, la molécula la inactiva de forma biológica, impidiendo que esta se una a los receptores de las células encargadas de la respuesta inflamatoria, es por este motivo  que se bloquea el mecanismo inflamatorio inducido por el TNF, según han explicado los médicos.

El etanercept ha sido el primer medicamento 100% biológico cuyo uso ha sido autorizado para combatir la artritis reumatoidea y luego, sucesivamente, para artritis reumatoidea juvenil, artritis psoriásica e incluso la psoriasis.

AR, LA ENFERMEDAD AUTOINMUNE

La artritis reumatoidea es una enfermedad de las denominadas autoinmune, ya que produce inflamación de una o más articulaciones, causando dolor, movimientos limitados, hinchazón y rigidez.

Si bien resulta que se puede presentar a cualquier sexo y edad, estadísticamente es más frecuente en las mujeres, y suele afectar a las articulaciones en forma simétrica, especialmente en manos, rodillas, pies y tobillos.

Si no se aplica un tratamiento, la artritis reumatoidea conduce a una discapacidad progresiva, por lo que en la actualidad la medicina moderna está haciendo un gran hincapié en la detección temprana de la dolencia.

LOS MEDICAMENTOS BIOLÓGICOS

La detección en fases preliminares permite iniciar los tratamientos con la capacidad de retardar la destrucción de las articulaciones, con fármacos que modifican la artritis reumatoidea, entre los que se encuentran los llamados medicamentos biológicos.

La utilización de este tipo de medicamentos biológicos ha permitido también evidenciar avances frente a la psoriasis, esta es una enfermedad inflamatoria, crónica y sistémica, con una real predisposición genética.

Entre el 30% /45% de los pacientes desarrolla la enfermedad antes de los 17 años: la forma de manifestarse de la psoriasis infantil es en forma de placas rojizas cubiertas por escamas blancas secas, que se localizan normalmente en codos, rodillas, tronco y en el cuero cabelludo, entre otras zonas del organismo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion